Implantología dental

Somos pioneros en implantes dentales con superficie bioactiva. Menor tiempo de integración. Carga inmediata.
¿Qué son los implantes dentales?

Son estructuras metálicas en forma de cilindro o tornillo que se introducen en el maxilar o mandíbula a modo de raíz artificial.

Prótesis metal-cerámica sobre implantes osteointegrados. Caso realizado por el Dr. Gutiérrez de Ravé.

¿De qué material están fabricados?

Son de titanio puro, a veces recubiertos de plasma de titanio que aumenta la rugosidad, o bien de hidroxiapatita, sustancia que favorecen la formación de hueso alrededor del implante.

¿En qué casos clínicos está indicado?

  1. Diente unitario: Reposición de una pieza sin necesidad de tallar los dientes contiguos.
  2. Barra estabilizadora: Sobre dos o más implantes para sujetar dentaduras completas removibles.
  3. Falta de piezas posteriores: La ausencia de molares al final de la arcada impiden realizar un puente fijo. Con el implante se puede resolver esta situación.
  4. Reposición de arcadas completas: Con implantes y dientes fijos sobre implantes eliminando la necesidad de llevar prótesis removibles.

¿En qué casos está contraindicado?

Prácticamente no existe. En cuanto a la edad no hay límite, desde los 16 hasta los 80 años. Los pacientes con osteoporosis o diabetes mal controlados no deben ponerse implantes. Igualmente otras enfermedades sistémicas graves o que impidan al paciente llevar una vida normal desde el punto de vista de la higiene oral.

¿Cómo se realiza la intervención?

Mediante una sencilla intervención con anestesia local se colocan los implantes en el hueso maxilar o mandíbula. A veces se puede hacer con anestesia general si el caso lo requiere.
Durante uno o dos meses se deja en reposo, en este período de tiempo se producen la osteointegración, es decir la fijación natural del implante al hueso.

Tras este período se conecta un pilar atornillado al cuello del implante.

Sobre este pilar se fabrican las piezas fijas definitivas que irán cementadas o atornilladas.

En determinados casos se pueden hacer inmediatos.

¿Existe rechazo?

Está demostrado estadísticamente y durante más de 40 años de utilización en clínica que el 97% de los implantes se integran en el hueso. En el caso contrario el implante no se fija y se puede retirar fácilmente. En su lugar puede ponerse un nuevo implante.

¿Qué aporta esta técnica?

Permite solucionar con prótesis fijas muchos casos que hace poco nos obligaban a realizar prótesis removibles dando al paciente un confort y seguridad lo más parecido a unos dientes naturales.

¿Qué cuidados necesitan los implantes?

Una higiene meticulosa y revisiones periódicas, permiten un predecible pronóstico de larga durabilidad